Bienvenido
info@originalprofesional.com.ar 1122026932

6 consejos Wilton para colorear como un profesional

6 consejos Wilton para colorear como un profesional

Seguí estos consejos de Wilton y coloreá como un profesional

¿Te cuesta lograr ese color exacto que tanto te gusta? ¿Teñir algunos medios te cuentan más que otros? ¿Trabajás en ambientes húmedos? Entonces estos consejos de Wilton te van a ayudar a lograr los mejores resultados al colorear.  

Algo importante que tenés que tener en cuenta antes de empezar es que los colorantes Wilton Icing Colors son concentrados y en gel. Esto les permite crear colores intensos utilizando muy poca cantidad del producto y sin alterar la consistencia o el sabor del material a teñir.  No olvides que el colorante debe ir agregándose en pequeñas cantidades, con un palillo, punta de cuchara o una espátula

Ahora sí, repasemos algunos consejos importantes para obtener esos colores finales perfectos.

Esos colores difíciles

Para lograr un negro, marrón o rojo intensos hay que usar más colorante de lo habitual, pero no te preocupes, los colorantes Wilton no alteran el sabor de tus productos!

Más tiempo, más intensidad

En los glaseados o buttercream, los colores se intensifican a medida que pasa el tiempo, por eso conviene colorearlos 1 o 2 horas antes de decorar.

Cómo evitar desteñidos 

La luz solar y los fluorescentes pueden hacer que algunos colores se atenúen.  Por lo tanto, luego de que una torta ha sido decorada, lo mejor es mantenerla en un ambiente fresco y no expuesta a la luz solar directa o fluorescente. Inclusive, puede ser útil cubrir la torta a medida que se la decora. Esto puede ocurrir especialmente con el color rosa, lila y púrpura cuando se tiñe fondant, por lo que puede ser necesario reforzar con un poco más de colorante al momento de teñir y así lograr finalmente el color deseado.

Cuidemos el fondant 

Luego de teñir fondant, debes envolverlo en plástico asegurándote de eliminar todo exceso de aire. También es aconsejable que lo almacenes en un recipiente hermético, alejado de la luz solar.

Ojo con el jugo de limón

A veces, el jugo de limón o el cremor tártaro pueden cambiar los colores. Por ejemplo, el violeta puede convertirse en azul. Tenelo en cuenta si la receta de lo que intenta colorear tiene alguno de estos ingredientes. Además, a veces el agua (dependiendo de la zona geográfica en que te encuentres) puede causar el mismo efecto.

Cómo salvarnos del chorreado

Por lo general, el chorreado de colores es el resultado de un almacenamiento incorrecto de la torta o por una humedad excesiva en el ambiente. No es recomendable glasear tortas mientras estén aún congeladas. La torta necesita “respirar” mientras se descongela. Antes de ponerte a trabajar con el glaseado, dejá que la torta se descongele por completo. Además, tené en cuenta que guardar una torta en un envase hermético a temperatura ambiente puede causar condensación dentro del mismo y esto también puede hacer que la torta se chorree. Y en caso de haya mucha humedad en el ambiente, es necesario aminorarla con el uso de aire acondicionado. Por último, siempre se debe tomar la precaución de cubrir la torta para evitar el contacto accidental con agua -de lluvia, por ejemplo- para que los colores no chorreen.

 

¿Tenés algún otro secreto para lograr colores perfectos? ¡Contanos en los comentarios!

 

 

 

¿Te fue útil esta información? ¡Contanos en los comentarios! Y para más inspiración podés seguirnos en instagram y facebook.

Dejar comentario o consulta: 6 consejos Wilton para colorear como un profesional